Algo que la gente quiera

Audi R8

En estos últimos años he estado trabajando en la creación de productos. El proceso es bastante simple. Hay una idea, se trata de identificar las personas que le puede interesar comprar el producto, se le muestra un prototipo, se recogen sus impresiones, modificamos el prototipo y repetimos.

Aunque este proceso puede parecer obvio para algunos, puedo asegurar que no lo es. Desde que estoy metido en todo esto de Startups of Puerto Rico, cada semana hablo con alguien que tiene una idea o quiere dedicarle tiempo a crear una compañía y lanzar algún producto. El problema es que la gran mayoría están enfocados en crear una compañía para luego empezar a trabajar en crear un producto, como si lo primero fuera necesario.

Mi punto es que si no tienes un producto o servicio que esté generando dinero, no tienes un negocio por lo tanto no tienes que formalizar nada.

De mis experiencias pasadas y de todas las anécdotas que he leído o escuchado sobre emprendedores, artistas y políticos exitosos hay algo que es unánime. Lo más difícil que se puede lograr es crear algo que la gente quiera.

Por lo tanto todas las energías y todo el tiempo debe ser invertido en crear algo que la gente quiera. Las compañías y personas mas exitosas logran crear algo que la gente quiere y luego se ven obligados a crear una compañía para poder satisfacer la demanda y mantener todo organizado.

La compañía no es la meta, es un mecanismo para facilitar el acceso a ese producto o servicio que la gente quiere.

Esto también significa que en los primeros años de la vida de una compañía todos los integrantes del equipo deben ser personas que tengan que ver directamente con el producto. En otras palabras no necesitas un socio contable o abogado, si tu idea no tiene nada que ver con leyes o finanzas.

El equipo debe estar compuesto por personas que aportan de forma directa al producto y que si solo un miembro del equipo falta es imposible crear el producto. Necesitas “doers” no “managers”. Es súper fácil aprender las destrezas de gerencia necesarias para un pequeño negocio y todos los startups son pequeños negocios. En cambio es el trabajo de toda una vida aprender las destrezas necesarias para crear productos que la gente quiera.

Hazte esta pregunta antes de invitar a alguien a tu equipo:

¿Si “Fulano” no está en el equipo es imposible crear un prototipo?

Si la repuesta es que, sin “Fulano” no puedes llegar a un prototipo, necesitas a “Fulano”.

Si la respuesta es que sin “Fulano” puedes llegar a un prototipo pero tal vez con mucha dificultad y quizás el prototipo no sea tan bueno, no necesitas a “Fulano”.

Si llegas a tener un prototipo, cosa que no muchos logran (no porque sea difícil sino por muchos otros factores) entonces miras a ver que te hace falta para validar ese prototipo y comenzar el proceso de iteración hasta llegar a un producto que la gente quiera comprar o hasta engavetar la idea para luego.

Hasta que no descubras que es lo que la gente quiere no tienes nada y no hay que complicarse la vida con asuntos que no añaden valor al producto.

Como siempre me gustaría saber que piensan sobre esto. Seguramente estoy obviando muchas cosas pero esto es lo que tengo en mente cuando estoy empezando un proyecto.