Primero pido disculpas por faltar a mi compromiso de mantener este blog actualizado. La verdad es que he tenido unos meses muy intensos. Mucho trabajo para lanzar Blimp, después todo el caos de lanzar, luego el startup weekend, después mucho trabajo de clientes y finalmente mucho más trabajo para lanzar Blimp nuevamente. Mas adelante espero poder poner detalles de todos esos evento pero por ahora me voy a limitar a explicar el lanzamiento de Blimp.

José y yo decidimos que el 10 de octubre de 2011 sería el día en que lanzaríamos Blimp a un pequeño grupo de personas. Queríamos ver que pasaba si poníamos la aplicación sin ningún tipo de explicación frente a un grupo de usuarios que no sabían que esperar. Lo único que habían visto era una oración que dice “Project Management Software Re-thought.” y un screenshot. La intención era ver que pasaba. No teníamos un plan muy estructurado por lo que no teníamos grandes expectativas.

Lo que decidimos hacer fue enviar una invitación a 100 personas pero esperábamos que solo 50 entraran a la aplicación. De esas 50 esperábamos que 10 o 20 nos enviaran algún tipo de feedback y eso sería suficiente para poder plantearnos nuevos experimentos y pulir la aplicación.

Lo que pasó
Enviamos un invite a 98 personas de las cuales todas y cada una se registró. Como parte del proceso de registro hay una opción para invitar personas a tu compañía en Blimp. Casi todo los usuarios hicieron uso de este “feature” e invitaron a otros. Esas personas que fueron invitadas a su vez invitaron a otros. En muy poco tiempo teníamos muchos usuarios, más de los que esperábamos y más de los que el app estaba listo para manejar. Pensábamos recibir uno que otro email de feedback pero recibimos más de los que quiero contar. Después de varias horas de ver como la lista de emails con feedback y la lista de usuarios crecía, decidimos tomar de decisión de cerrar la aplicación para poder detener el proceso de “sharing”. Principalmente porque la aplicación tenía problemas que conociamos y que no podriamos arreglar suficientemente rápido.

En cuanto al contenido de los emails hay muchas cosas interesantes. Recibimos de todo. Desde un email diciendo “no se de que es este site”, otros que dicen “que se supone que haga ahora”, “no sirve”, “me encanta la idea”, “necesito este app” y todo entre medio. Incluso recibimos un email bastante “nasty” que alguien nos envió por error (maldito “reply all”).

OMG, tanto para esto? a parte de que esta full de bugs… ESTE
INCOMPLETO! eso lo hubiese hecho yo, en 2 dias!! LOL con el nivel de
cockyness bajito!

..otro nasty bug: cuando haces click en el nombre del proyecto sale un
error en el browser de “forbidden” :/ pa’ empezar no estan tan mal
pero falta.. falta.

Fueron unas horas llenas de emoción y en las que aprendimos cosas sobre nuestro producto, sobre como debemos hacer el próximo lanzamiento y sobre que necesitamos tener en el producto para poder hacer un beta público. En resumen aprendimos que el app no estaba listo para un beta público así que nos movimos a un modelo de beta privado. Todo el tema de “sharing” está funcionando bien así que tenemos que tener cuidado para no dañarlo. Antes de lanzar nuevamente tenemos que tener una estrategia para manejar el feedback como se merece. La próxima vez que lancemos debemos estar listos para manejar muchos incidentes en poco tiempo.

En cuanto a los aspectos técnicos también aprendimos. El día del lanzamiento estábamos usando MongoDB como nuestra base de datos. Cuando empezamos a programar y tomamos esta decisión estábamos muy contentos por todas las cosas nuevas que traía a la mesa, pero en la práctica aprendimos muchas cosas que nos convencieron de abandonar esta solución y volver a nuestro viejo y querido MySQL. Principalmente nos dimos cuenta que este tipo de base datos mal llamada “NoSQL” no es la mejor solución para nuestra aplicación. Se me ocurren muchos proyectos que haría usando algo tipo “NoSQL” pero Blimp definitivamente no es uno. Una vez apagamos Blimp y nos sentamos a analizar todo lo que pasó las únicas decisiónes técnicas fueron cambiar MongoDB por MySQL, hacer un poco más de “unit testing” y tratar de incluir “selenium tests” en las partes más criticas.

¿Ahora que?
Llevamos unas semanas sumergidos en trabajo de clientes (hay que pagar las cuentas) por lo que no hemos estamos trabajando a tiempo completo en Blimp pero José ya logró cambiar todo el código especifico de MongoDB a MySQL. Estimamos que esto tomaría tres horas pero tomó tres semanas. Ya finalmente está todo funcionando y corriendo en nuestro servidor de prueba. Durante las próximas semanas esperamos poder corregir los problemas que identificamos durante el lanzamiento y otras cosas que hemos pensado luego de que se calmaron las aguas. Si todo sigue como hasta ahora esperamos tener al menos cien usuarios en un beta privado antes de navidad y poder lanzar un beta publico antes de que acabe el año.

Tenemos mucho trabajo pero estamos muy motivados y por las cosas que han pasado últimamente muy confiados de que podremos seguir trabajando en este proyecto por un buen tiempo. No es una carrera es un maratón.